sábado, 19 de febrero de 2011

Hannibal Laguna



Un diseñador con nombre propio “elegancia” definitivamente indescriptibles su desfile, ha estado cuidado hasta el último detalle, lleno de glamur y elegancia, nos llevo al pasado en el cual las mujeres tenían ese aire tan sofisticado aunque su inspiración viene desde el fondo del mar.

La paleta de colores que ha elegido para la temporada de “Otoño-Invierno 2010-2012” ha sido el negro y los tonos metalizados como el verde oxido, oro fundido o platino, que en ocasiones les acompañan pedrería, tonos que nacen en lo profundo del mar extraídos del coral, algas y anemonas, que se dejan caer sobre elegantes vestidos con diferentes diseños.

En cuanto al corte, destacaríamos los hombros descubiertos en todos sus vestidos, con escote palabra de honor en algunos casos, cortos más arriba de la rodilla, otros en forma de globo y largos entallados dejando ver la figura de la mujer estilizada, en cuanto a los accesorios le da un matiz con los guantes largos y bolsos de mano que resaltan aun mas sus atuendos.

Sin duda una colección magnifica que refleja las siluetas de las criaturas subacuáticas y en las cuales está inspirada esta colección.