lunes, 1 de febrero de 2010

Mascarilla limpiadora e hidratante de laurel


Esta mascarilla aparte de ser limpiadora, es hidratante y nutritiva ideal para el cuidado de nuestra piel. Para prepararla, necesitas dos hojas de laurel, una cucharada sopera de zumo de tomate fresco, y otra de tomate maduro, así como, dos hojas de lechuga, y una clara de huevo.

Durante cinco minutos y en un recipiente con un cuarto de litro de agua calentamos las hojas de laurel y de lechuga. Posteriormente y aparte, batimos la clara de huevo hasta que esté a punto de nieve, y añadimos el zumo de tomate y una cuchara sopera de infusión de laurel y hoja de lechuga que preparamos anteriormente. Mezclamos bien los ingredientes y aplicamos la mascarilla en el rostro con una brocha y dejamos actuar durante 10 minutos.

Pasado este tiempo, retiramos la mascarilla con un algodón o esponja desmaquilladora impregnada con la infusión anteriormente citada a base de laurel y lechuga.

Inmediatamente notaremos como se quitan los puntos negros y de que manera la piel queda suave y tersa.