miércoles, 4 de noviembre de 2009

Usa colores que vayan con tus ojos y tono de piel






Tu cara es la base central a la hora de vestir y adquirir un estilo, puesto que de ella partimos para la combinación de los colores.

Tenemos que tomar en cuenta, antes de vestirnos el color de ojos, piel y cabello, todo esto combinado con la contextura de tu cuerpo.

Si sabemos contrastar nuestro rostro con la tonalidad de la ropa,  atraeremos más las miradas y nos veremos mejor a los ojos de los demás.

Si tu piel es de tonalidad clara, que por lo general suelen tener pelo rojo, rubio o castaño, y los ojos verde, azul, gris y avellana, los colores tenues y pasteles son los que más te favorecen.

Tus colores son: Azul iluminado, marrón, beige, blanco grisáceo, azul fuerte, evita los: Rojos, rosas, anaranjados, amarillos, púrpuras o morados.

Nunca debes llevar colores chillones o brillantes, por el contraste que generan con tu piel, ya que la deja ver apagada y triste.

Pieles de tonalidad intermedia, pueden tener desde mechones rubios hasta largas melenas negras. Su color de ojos, también puede variar desde el celeste hasta el negro. Así que, si tienes la suerte de entrar en esta categoría, podrás usar cualquier color y siempre parecer estilizado.

Dado que tanto los colores claros, como los oscuros, contrastan bien con la tonalidad de tu piel, tienes la libertad de elegir el camino que quieras. No obstante, un pequeño secreto es combinar tus remeras y camisas con el color de tus ojos.

Los colores en los que mejor luces son: Beige, azul marino, rosado, color vino tinto, negro, color esmalte de cobalto, evita el verde, amarillento, color malva o guinda, marrón oscuro, rojo, verde oliva.

Los únicos colores de los que debes escapar, literalmente, son aquellos que pudieran mezclarse demasiado con tu tono de piel. Por ejemplo, si tienes un cutis oliváceo, evita usar ropa verde oliva o marrón.

Pieles de tonalidad oscura, Suelen tener ojos y pelo negros o marrones. Si entras en esta categoría, los colores que uses deberían contrastar con tus características morenas. El contraste rompe un look que, de otra manera, resulta monótono, logrando así llamar la atención de las miradas.

Los colores en los que mejor luces son: Rosa, blanco, caqui, azul pálido, gris y evita el: Negro, marrón oscuro, turquesa, verde, magenta. En definitiva, deberás evitar los colores tropicales y las gamas muy oscuras.

Modelo - Celia Roldán Gil
http://photorules.blogspot.com/
http://www.belenarts.blogspot.com/
http://www.flickr.com/photos/brightshadow
Fotografia - Belén Roldán