miércoles, 12 de octubre de 2011

Historia del Blue Jeans

El origen del jeans data de años atrás a la edad contemporanea, surgiendo durante el siglo XVII en la ciudad de Nimes, Francia, donde desarrollaron un tejido especial a base de algodón, que por sus características resultó ser muy fuerte, el mismo que fuera requerido por mercaderes para la creación de carpas y toldos por su resistencia al agua y viento en aquella época.

Luego en el siglo XIX en EE.UU, en la época de la fiebre de oro, Levis Strauss se instaló en la ciudad de San Francisco, y abre una tienda para elementos de los mineros en la que diseñaban unos pantalones de lona, de color marrón, perfectos para este tipo de trabajo.

Levis Strauss importa desde Francia aquel tejido llamado, Denim, para confeccionar con aquella tela pantalones, el mismo que era traído por marineros que la teñían de azul índigo. Tela que empezó a llamarse el azul de los genoveses, derivado luego a blue jeans, nombre popular a día de hoy.



Los nuevos pantalones, de color azul, con tiradores y tres bolsillos, resultan un éxito y comienzan a ser requeridos por mineros, granjeros, obreros, ferroviarios y vaqueros, que encuentran en ellos un ahorro económico importante, al poder contar con una prenda más duradera, y a la vez práctica y cómoda.

Los jeans que están elaborados con un tejido de algodón muy resistente llamado, denim o mezclilla, de tramas blancas y azules y tejido de azul índigo. Fueron creados por el sastre Jacob Davis, al mismo que se le ocurre la idea de reforzar las costuras y los bolsillos con remaches de metal, para hacerlos más duraderos, y así evitar el gasto en remiendos y parches, y solucionar el problema de costura que implicaba más tiempo en su fabricación.

El 20 de mayo de 1873 ambos Levis Strauss y Jacob Davis tramitan la patente de los nuevos pantalones de tela de denim, con bolsillos reforzados con remaches de metal y tiradores, bajo el número de inscripción 139.121 en el Registro de Patentes de Estados Unidos, y nacen oficialmente los pantalones blue jeans.

Su proyección masiva data de mitad del siglo XX. Primero comienza a ser usado por los jóvenes como signo de rebeldía y descontento con la sociedad de sus mayores. En los cines, en salones de baile, en fiestas, en la iglesia, estaba prohibida la entrada vistiendo jeans.

Las estrellas de Hollywood se mostraron públicamente vistiendo estos pantalones de los obreros y mineros (de las clases bajas), como por ejemplo Marilyn Monroe o Marlon Brando, dando la aceptación social de los jeans.

Y la consagración final del invento de Levis Strauss como indumentaria obligatoria en todo armario, se dio en los años ’50, con el nacimiento del rock and roll. Tanto a Elvis Presley como al actor James Dean, es imposible imaginarlos sin sus pantalones de blue jeans.

El movimiento hippie terminaría por consagrar a estos pantalones y hacerlos popular y mundialmente famosos, siendo aceptados socialmente por completo desde la década del ’70. Hoy los jeans son usados tanto como prenda cotidiana y casual, como en elegantes vestuarios de alta moda, y Levis Strauss es tan sólo una de las compañías que los fabrican, junto a muchas más.

Modelo - Romain Gicquel