miércoles, 26 de agosto de 2009

¿Quieres tener las manos perfectas?

Para que tus manos luzcan en perfecto estado suave y terso te recomendamos el siguiente tratamiento casero, Toma una patata cruda, unas dos cucharaditas de aceite de oliva y empieza a mesclar hasta obtener una pasta.

Úntate con ella las manos una vez cada dos días y deja actuar, las grietas desaparecerán y la piel volverá a estar suave y muy brillante.