martes, 2 de junio de 2009

Antioxidantes


Son aquellos elementos que tienen la función de eliminar de nuestro organismo los radicales libres.

Los radicales libres se producen por la oxidación celular. Un número limitado y controlado de estos es beneficioso para nuestro organismo, por su papel dentro de nuestro sistema inmunológico, ya que, eliminan microorganismos patógenos.
Cuando aumenta el número de radicales libres se ha constatado el aumento de enfermedades de carácter degenerativo, tales como, alteraciones del aparato circulatorio, del sistema nervioso y otras enfermedades muy graves como el SIDA o el envejecimiento precoz.

Todo esto producido porque los radicales libres alteran el ADN de las células impidiendo la renovación celular o alterando su normal funcionamiento.

Consejos para evitarlos:
No ingerir sustancias toxicas (Drogas, Tabaco, alcohol, etc.)
Evitar contaminantes ambientales (Fabricas, humo de coches, etc.)
Intentar llevar una vida sin stress (Practicar cualquier deporte que nos libere de este)
Limitar la alimentación de origen animal (Ciertos alimentos de origen animal, por su exceso en grasas)