lunes, 20 de abril de 2009

Cosmetotecnología, un nuevo concepto

El mundo de la cosmética se encuentra inmerso en un virulento proceso tecnológico; distintas marcas con distintas líneas de investigación pero todas ellas con un mismo fin. La belleza como máxima.

Algunos como, Skin Ceuticals apuestan por una nueva generación de antioxidantes, basados en la phloretina, cuyo suero actúa a todos los niveles celulares para prevenir y corregir los signos del envejecimiento. Chanel por su parte, apuesta por la encima FN3K, proteína que puede invertir el proceso de glicación de la piel y, con ello, recuperar el colágeno y la elastina de nuestra piel. Dior desarrolla Stemsome nuit que actúa directamente sobre el metabolismo celular nocturno y en concreto sobre el mantenimiento de las células madre y la reactivación de la dermis. Crème de La Mer, por su parte, lanza un producto elaborado con algas y otros ingredientes naturales desarrollado mediante un sofisticado proceso de bio-fermentación a baja temperatura consiguiendo una elevada hidratación, reparación y protección ante agentes dañinos. Lancôme, Elisabeth Arden y otros como Issey Miyake o Tegoder Cosmetics también han desarrollado innovadores productos aplicando las más sofisticadas tecnologías en el campo de la cosmética.


Todo parece indicar que la Industria Cosmética está más viva que nunca. Mediante la Investigación y el Desarrollo están logrando importantes Innovaciones Tecnológicas, muchas de las cuales, tal vez, puedan aplicarse a otros campos distintos del originario.