domingo, 22 de marzo de 2009

Cavitación

Técnica no invasiva que actúa sobre los depósitos grasos localizados, actuando sobre ellos y liberándolos de grasa. El sistema linfático y urinario se encargará de eliminar los residuos resultantes de este proceso que debe su nombre a la emisión de ondas ultrasónicas moduladas en multiples frecuencias, a trasvés, de un rodillo inteligente que genera microburbujas de vacío de formas controlada. Estas microburbujas chocan contra las células adiposas destruyendo su membrana y liberando la grasa.

Cuenta con ventajas importantes pues ataca justo donde más se necesita y el proceso es “indoloro”-no invasivo alternativo a la liposucción, si bien, son muchos los que cuestionan sus resultados frente al método quirúrgico tradicional.

Llega el buen tiempo y empieza a sobrar de todo pero lo último en quitarnos siempre es lo mismo, esos kilos de más. La cavitación puede ser una alternativa, pero no sólo eso, pues la vida sedentaria, que es realmente la causante, sólo se vence con deporte y vida sana.